Uno de mis propósitos de año nuevo es escribir más posts. La parte positiva de compartir este tipo de objetivos personales es que de alguna manera me voy a ver obligada a tenerlos que cumplir, porque me estoy comprometiendo con vosotras. ¡Las escusas se van a tener que terminar! Aunque me gusta mucho escribir, me cuesta la vida darle al botón de “Publicar”, la mayoría de veces acabo borrando lo que escribo, o almacenando en borradores entradas y entradas que me gustaría que os llegaran pero para mí “nunca están bien acabadas”. La vergüenza me puede, ¡Pero ya no! ¡Este año no! ¡Tengo un objetivo y lo voy a conseguir! Esto se llama autoconvencimiento señoras, ya veremos.

Además de seguir con los posts que os sirvan de inspiración o con los que os enseñe parte de nuestro trabajo, he pensado en crear una serie de entradas en las que respondamos a dudas que nos llegan muy a menudo referentes a protocolo, etiqueta o cuáles son los trucos que utilizamos para planificar una boda sin dejar que nada se nos escape.

A cuestiones como ¿En qué orden entramos en la iglesia?, boda de tarde en una finca ¿Qué me pongo?, o ¿Cómo puedo elaborar el presupuesto de mi boda y lo que es todavía más difícil, cómo lo llevo a cabo?, intentaré dar respuesta. Sería muy interesante también que aportaseis vuestros puntos de vista, así como vuestras dudas o inquietudes, incluso podéis mandarnos los temas de los que os gustaría que hablase ya sea vía comentarios en el blog, Instagram o vía email a hola@gingermoonweddings.com si os sentís más cómodas.

Y ahora sí, ya sin más, vamos al lío. Empezamos con temazo: Uso de pamelas, tocados y guantes, ¡Casi nada!

Pamela: Masario  Guantes: Lamatte vía Invitada Perfecta

Si hay algo que podemos agradecerle a la moda y las tendencias actuales es la vuelta a la primera fila de los tocados, las pamelas y los guantes. Son accesorios totalmente actuales que pueden transformar por completo un estilismo, incluso convertir un vestido que en un principio no nos motiva demasiado, en un lookazo. Eso sí, no vale con plantarnos el pamelón en la cabeza y esperar a que todo fluya, este tipo de complementos hay que saberlos llevar con elegancia, tienen unos códigos y hay que conocerlos para lucirlos con seguridad. Sintetizando, ¡allá vamos!

 

P A M E L A S

·   Las pamelas se usan en eventos de día y en días de sol. Es un complemento que empezó a utilizarse para protegerse del sol y como tal, no es aconsejable utilizarlos en eventos de tarde-noche.

·   Si vas a lucir una buena pamela o tocado, inclínate más por diseños sencillos, ya sean vestidos, faldas con blusas bonitas o incluso pantalones palazzo con tops. 

·  Conociendo ya la función originaria de las pamelas, no tiene sentido lucirlas con paraguas, pero también tenemos que tener en cuenta que con gafas de sol, tampoco.

·  ¿Hasta cuando la tengo que llevar? Hasta el final del evento ¿Me la puedo quitar? Estrictamente hablando: No. Tanto las pamelas como los tocados,  no se deben de quitar mientras dure la boda o el evento en el que estemos asistiendo. Tal cual salimos de casa, volvemos, esta es la premisa. Aunque esta norma se ha relajado considerablemente, y actualmente, en bodas es totalmente aceptable quitarse la pamela justo antes de que comience el baile. También haríamos una excepción si el ala de la pamela es tan ancha que molesta a los comensales que tenemos al lado. En este caso, también nos la podríamos quitar antes de que comience el banquete.

·   Respecto al estilo, no hace falta decir que lo más apropiado e incluso divertido es combinarla con todo el outfit. El tema de que los accesorios fuesen siempre del mismo color ha quedado ya un poco obsoleto, pero si siguen la misma línea quedará un look más redondo.

·   Si hablamos de tejidos, un toque de terciopelo para el inverno quedará ideal, y para el verano la rafia combinada con tejidos más ricos o flores quedará súper.

·   Es importante ser conscientes de nuestra silueta y forma de la cara y pensar qué es lo mejor que le puede encajar. Por otro lado, un buen truco para acertar con el ancho de la pamela, es que ésta no supere nuestra anchura de hombros.

·   La pamela se puede colocar recta sobre la cabeza o ligeramente ladeada. Lo más habitual es ladearla hacia la derecha, puesto que nuestro acompañante irá siempre al otro lado, pero siempre fijaros en lo que mejor quede con respecto a todo el conjunto, éste os dirá dónde colocarla.

T O C A D O S

·   Los tocados los podemos utilizar tanto de día como en eventos de tarde-noche.

·   Los tocados, como hemos comentado sobre las pamelas, no nos los debemos quitar hasta que no lleguemos a casa. Elegir un tocado que sea cómodo es fundamental. 

·   Lucir un tocado o una pamela implica tener un foco de atención ya de por sí, lo ideal es no recargar más el estilismo y elegir tanto la vestimenta como las joyas, sencillas. 

·   Los tejidos también variarán dependiendo de la estación en la que se celebre el evento. Elegiremos sedas o rafias para el verano, y terciopelo o fieltros para el invierno.

·   Si el evento es de día, podemos utilizar plumas, flores, y combinaremos el tocado, que en este caso puede tener un tamaño más importante, con un traje corto. Si por el contrario el evento es de tarde, podemos abusar un poco más de pedrería y materiales más llamativos, y lo podremos combinar con vestidos largos. A medida que avanza el día, el tocado disminuye su tamaño.

·   Tal como hemos comentado en las pamelas, es importante mantener el equilibrio entre vestimenta – silueta – tocado. 

G U A N T E S

·   La primera norma que rige el uso de los guantes va en relación a su largura: Cuanto más larga es la manga del vestido, más corto debe ser el guante, y viceversa, cuanto más corta sea la manga, más largo debe ser el guante. Aunque aquí, como en casi todo, hay excepciones y en estos últimos años también estamos viendo muchos vestidos de manga larga con guantes largos muy bien conjuntados que son lo más, y para muestra un botón.

·   Los guantes son un complemento de exterior. Cuando entremos a cualquier recinto cerrado ya sea iglesia o espectáculo, nos los debemos de quitar. También es cierto, que si llevamos unos guantes largos que sean complicados de quitar, nos los podremos dejar colocados.

·   Los guantes, como los tocados o las pamelas, se consideran complementos para eventos formales, por tanto en bodas o eventos más informales, no los deberíamos lucir, aunque a la vista está que esto esta cambiando mucho. De la misma manera, según el protocolo estricto, sería correcto siempre que se usara tocado usar guantes, aunque esta norma también observamos que está cambiando y adaptándose a los tiempos modernos.

·   Respecto a los tejidos, también deberemos tener en cuenta la época del año. En verano, utilizaremos telas como sedas o satén. En invierno, mejor decantarnos por materiales como la piel, la antelina o el terciopelo.

·  Según las normas de etiqueta, si lucimos guantes debemos salir de casa con ellos puestos. Para el momento de los saludos, es correcto quitarse el guante de la mano derecha, y sujetarlo junto con el bolso con la mano izquierda.

·   Comer o beber con los guantes puestos es totalmente incorrecto, tanto en exterior como en interior. Si nos han invitado a un evento en el que se sirva un cóctel, muy típico en las bodas actuales, nos quitaremos al menos el guante de la mano derecha siempre y cuando nos sintamos cómodas sujetándolo con la izquierda, si no, quitaremos los dos y los guardaremos, por cierto, ¡nunca encima de la mesa! En el momento del baile, nos podremos volver a poner los guantes.

·  El protocolo recomienda que en una boda, las madrinas deben llevar los brazos tapados. Por tanto, si se lleva manga corta o tirantes, se deberían llevar guantes.

Siempre, siempre, siempre, llevad complementos que os hagan sentir cómodas, elegantes y que os permitan disfrutar de cada evento al que asistáis, lejos de modas o tendencias. Y recuerda, menos es más, siempre.

Espero haber resuelto las dudas que pudieseis tener acerca de estos complementos y ya sabéis, si ha quedado algo en el tintero o surge cualquier interrogante, no os cortéis, ¡escribidme!

¡Hasta la próxima!

Imagen principal: Cala by Lilian